A veces por Marina Chiesa

A veces Como si flotaran, A veces desaparecen. Se funden Se vacían Se transparentan A veces, yo también, desearía ser invisible Para que me veas. Y tal vez fundirme. A veces, las pieles son invisibles. Y los cuerpos están rebalsando. Nos hundimos. Inclinamos la balanza Nos rodeamos. Somos el agua y el aire Dos recipientes […]

Leer más A veces por Marina Chiesa

Tercia de encuentros por Gabriela Brito

Primer encuentro. Irreconocible Incesante, de repente ella despertó del sueño. Todos los días se la pasaba imaginando cómo sería aquel primer encuentro. No parecía extraño, no le era ajeno. Al contrario: era completamente nuevo… Su nombre comenzaba con la misma letra que el nombre de él, la séptima letra del alfabeto. Al principio no significaba […]

Leer más Tercia de encuentros por Gabriela Brito

En el charco

En el charco de los caídos las almas lloran, penan sus vidas anteriores, nadie les ora. Bestiales vientos en el aire siento como en el pasado decir que fue un presentimiento bajo la sombra de los musgos descanso luego de sentir la lúgubre aurora me desmayo en lugares jamás vistos en ensueños. No me culpes […]

Leer más En el charco

Renglones bajo cadenas

I Vigilia por el desaparecido (elegía) Ese eco vuelve y surca Sobre las alas negras Del horizonte que se abre Cuando el llanto desnuda El gotear de la pena En los ojos de la madre Y no le consuela ni el rosario ni la vela Y no hay ángel emisario que traiga la buena nueva […]

Leer más Renglones bajo cadenas

Jakelin Caal Maquin

  Naciste en Verapaz, Y moriste en tierra gringa. ¡Vera paz! Vacías palabras promulgadas por la boca codiciosa de tus tierras las que eran, antaño, de tu gente, antes de arribar al continente la doctrina despiadada a imponer sus cruces con la espada. Y antes de que el águila rapaz del Norte su pico hincara […]

Leer más Jakelin Caal Maquin

¡Ella… mi esposa!

Ella brilla en el sol radiante, y se mezcla en los tonos coloridos; que se forman en el repentino arcoíris, y en los días, donde la niebla es dueña. Ella irradia energía y alumbra mi día, siempre está llena de dulzura… con magia borra y elimina; la soledad, la congoja necia; hace que, en mí […]

Leer más ¡Ella… mi esposa!