A veces por Marina Chiesa

A veces
Como si flotaran,
A veces desaparecen.
Se funden
Se vacían
Se transparentan
A veces, yo también, desearía ser invisible
Para que me veas.
Y tal vez fundirme.
A veces, las pieles son invisibles.
Y los cuerpos están rebalsando.
Nos hundimos.
Inclinamos la balanza
Nos rodeamos.
Somos el agua y el aire
Dos recipientes en movimiento acorde.
Se trasplantan
Se injertan
Como si flotaran
Entonces, así, desaparecen.
Fuego
Afuera llueve con sol
Tu ventana me impide marcharme.
Es tan intensa la vista, y… la visita
Voy sincronizando tu ritmo, vamos juntando las frecuencias.
Armando el fuego.
No quiero dejar de verte
Sintonizo con la ola de tu pecho, que rompe entre los huesos.
No puedo parar de verte.
Se disuelve el miedo en el néctar.
Espeso, dulce, de la lluvia de diciembre.
Voy vibrando fuera de mi tiempo.
Te busco entre las sábanas
Se curva la línea en el aroma de tu espalda.
Recorto el plano en tu fuego.
Afuera llueve con sol y tu ventana me impide marcharme.
Es tan intensa la vista.
Voy sincronizando tu ritmo
Vamos apilando las frecuencias.
No quiero dejar de verte.
No puedo parar de verte.
 Copyrigth. Marina Chiesa

Un comentario sobre “A veces por Marina Chiesa

Deja un comentario