octubre 3, 2018

Borgiana 2 – La pared

    © All rights reserved  Ernesto Tancovich – Argentina   Los montoneros de Aldao le dan alcance. Ya acorralado, ve de pronto abrirse el muro, lo atraviesa, respira. Del otro lado quedaron el estampido de los pistolones, la gritería, los vapores de vino rancio y sudor. Se interna en otra noche, de pasadizos y cuartos incógnitos, atormentada de ruidos nunca escuchados, de relampagueos. Desconcertado, vacila entre los fantasmas chillones que se agitan en el rectángulo de luz y losRead More

A %d blogueros les gusta esto: