febrero 6, 2018

El Tren

6 febrero, 2018 Cuento y Relato

  La abrazó y la sujetó tan fuerte que el  cuerpecito inerte tronó. Era un viaje de doce horas y habían pasado solo tres, ella sabía que la niña estaba ya sin vida, pero siguió pretendiendo que estaba solo dormida, se trago el llanto y sus ojos se secaron. El traqueteo del tren y aquel olor a humanidad, mezclado con el de madera vieja y usada daban un esencia a inconfundible pena. Las caras de los demás pasajeros ajenos aRead More

A %d blogueros les gusta esto: